La Evolución de un Mapa

Es inevitable que, a medida que la historia va creciendo, el mapa se vaya adaptando a ella. En realidad, es un camino de dos sentidos. Porque, si la historia modifica el mapa (o simplemente, lo llena de detalles), también el mapa modifica o llena de detalles la historia. Elementos geográficos que se colocan simplemente porque parece tener sentido que estén allí, pueden acabar convirtiéndose en importantes para la trama.

Esta es una de las primeras versiones. Como se puede ver, apenas están definidos los detalles. Elantegenek sí que ha alcanzado casi su aspecto definitivo y poco cambiará a partir de ese momento. Lo mismo podemos decir del gran bosque que hay al este del continente y de la montaña-isla que se puede ver más al este aún, en Tamashi. El resto del mundo, más allá de elementos como ríos y cordilleras, está por detallar.

Lo que sí que están claros desde un principio son los nombres de los distintos territorios y el lugar que ocupan. Es algo que apenas cambiará a lo largo del tiempo, con una notable excepción que veremos luego.

En esta versión se ha añadido algún detalle como las montañas al este de Alkufar (que luego acabaría siendo Alqufar, pero eso es otra historia) y las colinas de Almáburak (posterioremete Almáburaq).

Se le ha dado nombre al bosque (Gabat Almazar) así como a la ciudad que hay al oeste y al río que fluye junto a ambos. También se ha creado la ciudad de Mahat dui Jahram en la cordillera que bordea toda la costa este del continente. La isla-montaña de Tamashi es bautizada con el nombre de Tenshi.

Se van añadiendo nuevos detalles al mapa. También se le da color, aunque este primer intento está aún lejos del definitivo. Ha cambiado ligeramente la grafía de algún nombre (Uajush, donde antes era Wajush, por ejemplo).

Llamo la atención sobre la parte del mar interior que está justo al este de Gabat Almazar. En la primera versión mostrada, se apreciaba en ese lugar una prominente península que en la siguiente versión se convierte en una isla y que aquí ha desaparecido por completo.

Por último reseñar la leyenda del mapa, donde se ha pasado de indicar «1787 años después de la Esquirla» a detallar tan solo 787. Esa drástica disminución del tiempo transcurrido obedece, por supuesto, a un cambio en la cronología del mundo.

El escenario va ganando en detalles. Se aplica a Qánram (ya no Qúnram) una textura «desértica» y, en general, se llena de detalles el territorio de Almáburak, donde se incorporan cordilleras y ciudades varias.

Yajim ha visto alterada su orografía al añadirle un río de numerosos afluentes.

Por primera vez se da nombre a los mares. Y también se nombra al pequeño archipiélago que hay al este de Tamashi.

Se crea un efecto «oleaje» alrededor de las costas.

Se colorea el mar, para que destaque mejor contra las tierras.

Se cambia la escala. En cierto momento soy consciente de que el mundo que estoy creando es demasiado pequeño (cabría casi entero en uno de nuestros actuales usos horarios) así que se duplica el tamaño.

Alrededor de Tamashi se crean, al sur y al oeste, un par de grupos de islotes y bajíos. También se da nombre a las tres Hermanas.

Se han cambiado todos los nombres con alguna «k» (excepto Volkenskap y Elantegnek) por sus equivalentes con «q».

El mayor cambio en esta versión, la última hasta el momento, tiene lugar en la parte oriental de Alqufar, donde han crecido montañas y ha desaparecido algún río. Además de eso, de pronto tiene el nombre Tamashi, que era como se llamaba antes la isla del mar interior, que ahora recibe el nombre de Iratembe.

De nuevo, la historia afectó al mapa. Una decisión narrativa hizo que se modificara la distribución de ciertos pueblos.